Los Primeros Auxilios Psicológicos

Los primeros auxilios psicológicos pueden definirse simplemente como una presencia compasiva y de apoyo, diseñada para hacer tres cosas:

  1. Estabilizar (evitar que el estrés empeore).
  2. Mitigar (reducir y amortiguar) la angustia aguda.
  3. Facilitar el acceso a la atención de apoyo continua, si es necesario.

¿QUÉ SON LOS PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS?

Los primeros auxilios psicológicos no implican diagnóstico ni tratamiento. Sin embargo, al igual que los primeros auxilios físicos, requiere entrenamiento básico para ser efectivo y reducir el riesgo de empeorar las cosas de manera involuntaria.

Según uno de los primeros escritores en el campo de la intervención de crisis psicológicas, «una pequeña ayuda, dirigida racionalmente y enfocada en un momento estratégico, es más efectiva que la ayuda extensa brindada en un período de menor accesibilidad emocional» (Rapoport 1965, pág. 30). Siempre y cuando se sigan ciertas pautas simples de «primeros auxilios».

Podes terminar afirmando que los primeros auxilios psicológicos describen una respuesta humanitaria y de apoyo a un ser humano que sufre y que puede necesitar asistencia al estar bajo una condición de vulnerabilidad.

Al brindar los primeros auxilios psicológicos estamos involucrados en brindar, garantizar o cumplir los siguientes puntos sobre una víctima o un enfermo:

  • Proporcionar atención y un primer apoyo emocional.
  • Evaluar las necesidades y preocupaciones.
  • Escuchar a las personas, pero no presionarlas para que hablen.
  • Consolar a la víctima y ayudarla a que se sienta lo más tranquila posible.
  • Ayudar a la víctima a acceder a la información, servicios y apoyos sociales necesarios.
  • Protegerlas de un daño mayor.

EL PRIMER AUXILIO PSICOLÓGICO NO ES

  • Algo que solo los profesionales puedan hacer.
  • Asesoramiento profesional.
  • Un intento de bridar información psicológica.
  • Pedirle a alguien que analice lo que le sucedió o que arme una cronología de los eventos en orden se fueron dando.

¿PARA QUIÉNES SON LOS PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS?

Los primeros auxilios psicológicos están destinados a las personas que recientemente han sido víctimas o han estado expuestas a una crisis o evento grave. Y puede proporcionar ayuda tanto a niños como a adultos.

Sin embargo, no todos los que experimentan un evento de crisis necesitarán o querrán de los primeros auxilios psicológicos. En este sentido no se debe forzar la ayuda a las personas que lo deseen.

Los Primeros Auxilios Psicológicos 1

Puede haber situaciones en las que alguien necesite un soporte mucho más avanzado que los primeros auxilios psicológicos solamente.

En este sentido es necesario conocer nuestros propios límites y obtener ayuda de otros, como el personal médico cualificado (si está disponible), otro colega rescatista u otras personas en el área como alguna autoridad locales, incluso de líderes comunitarios o religiosos.

En el siguiente listado dejo una lista de personas que pueden necesitar soporte avanzado inmediato. Las personas en estas situaciones necesitan asistencia médica u otra ayuda prioritaria para salvarle la vida:

  • Personas con lesiones graves que ponen en peligro su vida y que necesitan atención médica de emergencia.
  • Personas que están tan graves que no pueden cuidar de sí mismas o de sus hijos.
  • Personas que pueden hacerse daño.
  • Personas que pueden lastimar a otros.

¿CUÁNDO SE DEBEN BRINDAR LOS PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS?

Aunque las personas pueden necesitar acceso a ayuda y apoyo durante mucho tiempo después de un evento, los primeros auxilios psicológicos están dirigidos a ayudar a las personas que han sido recientemente afectadas por un evento de crisis.

Los Primeros Auxilios Psicológicos 2

Tú puedes proporcionar primeros auxilios psicológicos cuando tienes contacto por primera vez con personas muy angustiadas.

Esto suele ser durante o inmediatamente después de un evento. Sin embargo, en ocasiones la ayuda puede ser solicitada o requerida días o semanas después, dependiendo de cuánto duró el evento y qué tan severo fue.

¿DÓNDE SE PROPORCIONAN LOS PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS?

Puedes ofrecer primeros auxilios psicológicos donde sea lo suficientemente seguro para que lo hagas.

Esto suele ser en entornos comunitarios, como en la escena de un accidente, o lugares donde se atienden a personas angustiadas, como centros de salud, refugios o campamentos, escuelas y sitios de distribución de alimentos u otros tipos de ayuda.

Lo ideal es intentar brindarlos donde se pueda tener algo de privacidad para hablar con la persona cuando ésta lo considere apropiado.

Para personas que han estado expuestas a ciertos tipos de crisis o eventos, como la violencia sexual, la privacidad es esencial para la confidencialidad y para respetar la dignidad de la persona.

LAS 8 CONDICIONES DE LOS PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS

  1. CONTACTO Y COMPROMISO: para responder a contactos iniciados por sobrevivientes, o para iniciar contactos de manera no intrusiva, compasiva y útil.
  2. SEGURIDAD Y CONFORT: para mejorar la seguridad inmediata y continua, y brindar confort físico y emocional.
  3. ESTABILIZACIÓN (SI ES NECESARIO): para calmar y orientar a sobrevivientes abrumados o desorientados emocionalmente.
  4. RECOPILACIÓN DE INFORMACIÓN SOBRE LAS NECESIDADES E INQUIETUDES ACTUALES: para identificar necesidades e inquietudes inmediatas hay que recopilar información adicional y adaptar la intervención por parte del socorrista.
  5. ASISTENCIA PRÁCTICA: para ofrecer ayuda práctica a las víctimas o sobrevivientes para abordar necesidades e inquietudes inmediatas.
  6. CONEXIÓN CON APOYO SOCIAL: para ayudar a establecer contactos breves o continuos con personas de apoyo primario y otras fuentes de apoyo, incluidos miembros de la familia, amigos y recursos de ayuda de la comunidad.
  7. INFORMACIÓN SOBRE CÓMO AFRONTAR LA SITUACIÓN: para proporcionar información sobre las reacciones de estrés y sobrellevar el problema para reducir el sufrimiento y promover el funcionamiento adaptativo.
  8. VINCULACIÓN CON LOS SERVICIOS DE COLABORACIÓN: para vincular a las víctimas y sobrevivientes con los servicios disponibles necesarios, en el momento o en el futuro.

¿CÓMO BRINDAR PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS?

MANTÉN UN COMPORTAMIENTO PROFESIONAL

  • Operar solo en el marco de un sistema autorizado de respuesta a desastres.
  • Debes brindar respuestas saludables; hay que mantenerse tranquilo, cortés, organizado y servicial.
  • Sé visible y muéstrate disponible.
  • Hay que mantener la confidencialidad según corresponda en cada caso.
  • Mantente dentro del alcance de tu experiencia y rol designado.
  • Realiza referencias apropiadas cuando el sobreviviente necesite o requiera experiencia adicional.
  • Mantente informado y muéstrate sensible a los problemas culturales o de diversidad.
  • Presta atención a tus propias reacciones emocionales y físicas, y practica el cuidado personal.

PAUTAS PARA LA ENTREGA DE PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS

  1. Primero que nada toma una postura de observación y análisis, pero hazlo cortésmente; no te entrometas. Luego haga preguntas simples y respetuosas para determinar cómo puedes ayudar a la víctima.
  2. A menudo, la mejor manera de hacer contacto es proporcionar asistencia práctica (alimentos, agua, mantas).
  3. Inicia el contacto solo después de haber observado la situación y que la persona o familia haya determinado que es probable que el contacto no sea intrusivo o perturbador.
  4. Habla con calma se paciente, sensible y empático al relato.
  5. Habla despacio, en términos simples y concretos; No uses siglas o jerga.
  6. Si los sobrevivientes quieren hablar, prepárate para escuchar. Cuando escuches, concéntrate en lo que quieren decirte y en cómo puedes ayudar.
  7. Reconoce las características positivas de lo que el sobreviviente ha hecho para mantenerse a salvo.
  8. Proporciona información que aborde directamente los objetivos inmediatos del sobreviviente y aclara las respuestas las veces que sea necesario.
  9. Proporciona información que sea precisa y apropiada según la edad.
  10. Cuando te comuniques a través de un traductor o intérprete, mira y habla con la persona a la que te diriges, no con el traductor o intérprete.
  11. Recuerde que el objetivo de los Primeros Auxilios Psicológicos es reducir la angustia, ayudar con las necesidades actuales y promover el funcionamiento adaptativo, no obtener detalles de experiencias y pérdidas traumáticas.

ALGUNOS COMPORTAMIENTOS A EVITAR AL BRINDAR PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS

  • No hagas suposiciones sobre lo que la víctima esté experimentando o por lo que ha pasado.
  • No asumas que todas las personas expuestas a un desastre estarán traumatizadas.
  • No patologizar. Las reacciones más agudas son comprensibles y esperadas dado lo que las personas expuestas al desastre han experimentado. No etiquetes las reacciones como «síntomas», ni hables en términos de «diagnósticos», «condiciones», «patologías» o «trastornos».
  • No te centre en la indefensión de la víctima, ni en sus debilidades, errores o discapacidad. En su lugar, concéntrate en lo que la persona ha hecho que sea eficaz o que haya contribuido a ayudar a otras personas necesitadas, tanto durante el desastre como en el entorno actual.
  • No asumas que todos los sobrevivientes quieren hablar o necesitan hablar contigo. A menudo, estar físicamente presente de manera calmada y dar apoyo ayuda a las personas afectadas a sentirse más seguras y más capaces de hacer frente.
  • No «hagas preguntas» pidiendo detalles de lo que sucedió.
  • No especules ni ofrezca información posiblemente inexacta. Si no puedes responder a la pregunta de una víctima, haz todo lo posible para conocer los hechos o fundamentos y dar la respuesta correcta.
Calificación de los lectores
[Total: 1 Promedio: 5]