Guía sobre Primeros Auxilios

La definición de primeros auxilios no es tan fácil como parece. «Primeros auxilios» es una frase general que se refiere a dos necesidades médicas claramente diferentes. Veamos en esta Guía de Primeros Auxilios todo lo que necesitas saber para adentrarte en el tema.

PRIMEROS AUXILIOS DE EMERGENCIA

Los primeros auxilios de emergencia son exactamente eso: la primera respuesta a una emergencia médica que pone en peligro la vida (o alguna extremidad), ya sea por una enfermedad o lesión traumática.

En este caso, la atención médica de avanzada ocurrirá después de los primeros auxilios. Este tipo de primeros auxilios incluye RCP, limpieza de una obstrucción de las vías respiratorias, respuesta a un shock anafiláctico, entablillado de un hueso roto, control de sangrado severo, etc.

PRIMEROS AUXILIOS NO DE EMERGENCIA

Los primeros auxilios que no son de emergencia, consiste en el tratamiento que iniciamos para las necesidades médicas menores.

Podemos, o no, buscar atención médica más avanzada después de la respuesta inicial pero está en general no suele ser estrictamente necesaria. Esto incluye tomar medicamentos de venta libre para dolores leves o alergias, limpieza y vendaje de cortes o abrasiones, y control del sangrado menor.

EL OBJETIVO DE LOS PRIMEROS AUXILIOS

En cualquier Curso de Primeros Auxilios al que asistas, te dirán que el objetivo de los primeros auxilios consiste en respetar los siguientes puntos:

PRESERVAR LA VIDA: salvar vidas es el objetivo principal de los primeros auxilios.

EVITAR DAÑOS MAYORES: la persona que ha sufrido la lesión debe mantenerse estable y su condición no debe deteriorarse antes de que lleguen los servicios médicos.

Esto puede incluir alejar a la persona del daño, aplicar técnicas de primeros auxilios, mantenerlos tibios y secos y aplicar presión a las heridas para detener cualquier sangrado.

PROMOVER LA RECUPERACIÓN: tomar medidas para promover la recuperación puede incluir aplicar un vendaje a una herida.

CONCEPTOS Y ELEMENTOS NECESARIOS PARA BRINDAR PRIMEROS AUXILIOS

A continuación te dejo una serie de artículos donde podrás ver y aprender conceptos básicos, y muy necesarios, sobre primeros auxilios, los que luego deberás aplicar para brindar cualquier tipo de atención primaria al paciente o víctima:

¿CÓMO BRINDAR LOS PRIMEROS AUXILIOS?

primeros auxilios infografía

El término más común al que se hace referencia en primeros auxilios es lo que comúnmente se conoce como ABC de los primeros auxilios y que son 3 puntos cuyas siglas derivan del inglés y hacen referencia a puntos importantísimos de la atención primera al brindar primeros auxilios.

Estas siglas significan vía aérea (A), respiración (B) y circulación (C). Un cuarto paso aparecerá en los procedimientos de emergencia para algunas instalaciones.

EL ABC DE LOS PRIMEROS AUXILIOS

A. Vía aérea despejada (del inglés Airway): Hay que asegúrese de que la vía aérea esté despejada. La asfixia, que resulta de la obstrucción de las vías respiratorias, puede ser fatal.

B. Buena ventilación (del inglés Breathing): Una vez que hayamos confirmado que las vías aéreas estén libres, determinar si la persona puede respirar, y si es necesario, dar respiración boca a boca.

C. Circulación (del inglés Circulation): Si la víctima involucrada en la situación de emergencia no está respirando, el primer asistente debe dirigirse directamente a realizar RCP. Estas compresiones torácicas favorecerán la circulación, lo que nos regala un tiempo valiosísimo. Ahora bien, en casos de emergencias que no ponen en peligro la vida, lo que debemos revisar en primera instancia es revisar el pulso.

¿Hay una cuarta etapa? Algunas organizaciones sobre primeros auxilios consideran una cuarta etapa que consiste en vendar heridas graves o la aplicación de un desfibrilador incluso, mientras que otras incluyen esto como parte de la etapa de circulación.

EL PROCESO ABC DEBE LLEVARSE A CABO EN ESTE ORDEN

Antes que nada es importante usar una encuesta primaria para asegurarnos de que no haya amenazas en la escena antes de intervenir para brindar los primeros auxilios, en este caso debemos verificar:

PELIGRO: verificar si hay peligros para ti o para la persona lesionada. Si hay peligro, ¿se puede despejar o se puede alejar al individuo de un daño mayor? Si no se puede hacer nada, debemos mantenernos alejados y pedir ayuda profesional, las consecuencias de intervenir en estos casos pueden ser perjudiciales para todos.

RESPUESTA: Una vez que esté claro que todo peligro ha cesado, verifique si el paciente está consciente y alerta, haga preguntas y vea si obtiene una respuesta. También es importante averiguar si responde al ser tocado y si es conscientes de su dolor.

VÍA AÉREA: Compruebe si la vía aérea está despejada y, si no es así, intenta despejarla. Haz que la persona afectada se acueste de espaldas y luego coloca una mano en la frente y dos dedos de la otra mano sobre la barbilla.

Incline suavemente la cabeza hacia atrás mientras levantas ligeramente la barbilla hacia arriba. Cualquier obstrucción debe ser removida de la boca, incluyendo dentaduras postizas. Solo inserte los dedos en la boca del individuo lesionado y verifica si hay una obstrucción presente.

RESPIRACIÓN: ¿El individuo respira de manera efectiva? Hay que examinar el tórax para detectar movimientos y la boca para detectar signos de respiración. Después de esto, acercarse a la persona para ver si se puede sentir la respiración aire en la oreja o la mejilla.

Si la persona lesionada respira de manera segura, realice una revisión rápida de todo el cuerpo para lo verificar los siguientes puntos:

  • Heridas abiertas.
  • Deformidades.
  • Etiquetas de alerta médica avisando de condiciones subyacentes.
  • Inflamaciones.

Esto se conoce como encuesta secundaria. Tan pronto como esto se haya completado, coloca al individuo en una posición de recuperación. E inmediatamente proceder a llamar una ambulancia en caso de ser necesario.

POSICIÓN DE RECUPERACIÓN

Incluso si el individuo está respirando pero está inconsciente, todavía existe un riesgo significativo de obstrucción de las vías respiratorias.

La posición de recuperación reduce el riesgo para el paciente. En este caso hay que hacer lo siguiente:

Posición de Recuperación en Primeros Auxilios
Posición de Recuperación en Primeros Auxilios
  1. Si la persona lleva gafas, quitarlas.
  2. Arrodíllate junto a la persona y coloca el brazo más cercano a ti en ángulo recto con el cuerpo.
  3. Lleva el otro brazo por el pecho. Apoyando el dorso de tu mano contra su mejilla más cercana.
  4. Con la otra mano, sostén el muslo más alejado y levanta la rodilla. Asegúrate de que el pie esté plano en el suelo.
  5. Tira lentamente de la rodilla levantada y gira el cuerpo hacia ti.
  6. Mueve la parte superior de la pierna ligeramente, de manera que la cadera y la rodilla se doblen en ángulo recto. Esto asegura que la víctima no ruede.
  7. Inclina suavemente la cabeza hacia atrás para que la vía aérea se mantenga abierta.
Calificación de los lectores
[Total: 5 Promedio: 5]

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE PRIMEROS AUXILIOS?

Primeros Auxilios en casos de accidentes
Primeros Auxilios en el hogar

Primeros Auxilios en actividades al Aire Libre
Primeros auxilios en el trabajo