¿Qué son los calambres musculares? ¿Cómo se tratan?

Por definición, los calambres musculares son contracciones o espasmos súbitos, involuntarios que se pueden dar en uno o más músculos.

Básicamente, los calambres musculares se presentan como una condición que afecta a los músculos evitando que el afectado pueda controlarlo por propia voluntad. Estos pueden presentarse con un dolor agudo que puede pasar de moderado a fuerte y que pueden durar entre algunos segundos a unos poco minutos

Como veremos a continuación son muy comunes y a menudo durante o después del ejercicio. Sin embargo, algunas personas pueden padecer de calambres musculares, por la noche, principalmente en las piernas.

¿POR QUÉ SE PRODUCE UN CALAMBRE?

Sus causas, por lo general, se deben al agotamiento del músculo, por el calor, o por alguna otra afección que ponga en juego el sistema nervioso.

También existen calambres por falta de una buena nutrición y se producen porque el cuerpo tiene insuficiencia de alguna vitamina, mineral o incluso macronutrientes que son fundamentales para la energía de nuestro cuerpo.

Anlicemos sus causas principales.

CALAMBRES POR DÉFICIT DE NUTRIENTES

En este caso, los calambres, se producen por un desequilibrio electrolítico, es decir, por sudoración excesiva o por falta de vitaminas que se encargan de hacer funcionar la estructura muscular.

Cuando hay un déficit de minerales y la persona solicita demasiado sus  músculos en cualquier actividad física, puede ocurrir el calambre, provocando mucho dolor e incomodidad en una o varias partes del cuerpo.

CALAMBRES POR EJERCICIOS

Son causados en muchas ocasiones por la falta de estiramiento. Yendo muy de la mano con el punto anterior, la falta de condición física hace que nuestro umbral de límite físico sea más bajo, haciendo que nuestro cuerpo se vea más solicitado de lo que debería en comparación con alguien que realiza una actividad rutinaria. Favoreciendo así la aparición de calambres por ejercicio.

Déjame aclarar que, así como los ejercicios son importantes, también lo es el estiramiento de las articulaciones. Esta actividad debe realizarse después de realizarse la actividad física, de esta manera nuestros músculos volverán al reposo en un estado más laxo.

¿DÓNDE SE GENERAN LOS CALAMBRES?

Las zonas más frecuentes en donde se producen los calambres son en los músculos grandes. Estos incluyen las pantorrilla, los isquiotibiales, que es la parte posterior del muslo y hasta sobre los mismos cuádriceps.

Sin embargo, también existen los calambres de manos, brazos, pies. Y son comunes cuando la sangre se acumula en un sitio donde no puede circular con normalidad por mucho tiempo. Y además de un calambre también se puede producir un hormigueo, acompañado de una pérdida de sensibilidad.

¿CÓMO ACTUAR ANTE UN CALAMBRE?

tratar un calambre muscular

Cuando se da el calambre, la zona afectada se puede sentir contraída, con una sensación de sentirse abultada o dura. Para poder eliminar este síntoma, se debe estirar el músculo.

  1. Primero que nada se debe preguntar al afectado que siente, si es una sensación de «pinchazo o mordedura», si es asi puede ser un desgarro muscular, por lo que se aconseja no realizar el siguiente procedimiento y proceder a inmovilizar la pierna sin estirarla para no agravar el cuadro
  2. Ante un calambre se debe recostar al afectado y proceder a estirar la zona mientras se dan masajes leves.
  3. Cuando ocurre un calambre fuerte las compresas con agua caliente pueden ayudar.
  4. Luego de que haya mejorado el dolor se debe aplicar compresas de hielo para aliviar el dolor en la zona.

Si los calambres ocurren frecuentemente mientras practica actividades deportivas, intenta prevenirlos, tomando una bebida deportiva que contenga sales minerales(siempre y cuando no tengas problemas de hipertensión), preferentemente una hora antes de la actividad. No olvides tampoco tomar mucho líquido durante el día.

Calificación de los lectores
[Total: 3 Promedio: 4.3]