Caídas en Adultos y Ancianos ¿Cómo Asistirlas y Prevenirlas?

Cualquiera puede tener una caída, pero las personas mayores son más vulnerables y es más probable que se caigan, especialmente si tienen una condición de salud comprometida a largo plazo.

Las caídas son una causa común de lesión, pero a menudo se pasan por alto. Una buena parte de los adultos mayores de 65 años que viven en su hogar sufrirán al menos una caída al año.

La mayoría de las caídas no causan lesiones graves. Pero siempre existe el riesgo de que una caída provoque fracturas en los huesos, y puede hacer que la persona pierda la confianza, se retraiga y sienta que ha perdido su independencia.

Esta será una guía sobre cómo actuar ante caídas para los adultos mayores o ancianos, o bien si nos toca asistir a una persona que ha sufrido una caída y presenta algún problema para su salud.

¿QUÉ HACER DESPUÉS DE UNA CAÍDA SI PUEDES LEVANTARTE?

Si eres un adulto mayor, lo primero que debes hacer es recuperar el aliento.

Comprueba si estás lesionado de algún modo. Incluso si crees que estás bien, tómate tu tiempo antes de levantarte de nuevo.

Sigue estos cinco pasos para levantarte:

  1. Acuéstate de lado, dobla la pierna que está en la parte superior y levántese sobre los codos o las manos.
  2. Dirígete hacia un sillón u otro objeto resistente, luego arrodíllate mientras colocas ambas manos sobre la silla u objeto.
  3. Coloque tu pierna más fuerte en el frente, sujetándote de la silla u objeto.
  4. Levántate.
  5. Con mucho cuidado, voltéate y siéntate.
  6. Practica estos pasos a menudo y prepárate en caso de que te caigas.

Sobre todo, mantén siempre la calma.

¿QUÉ HACER DESPUÉS DE UNA CAÍDA SI NO PUEDES LEVANTARTE?

Si siente alguna molestia o no puede levantarse, intenta obtener ayuda.

  1. Pide ayuda si crees que puedes ser escuchado.
  2. Si tiene un dispositivo de llamada de emergencia o un teléfono a mano, úsalo.
  3. Si no lo tienes, intente deslizarte hacia un teléfono o un lugar donde te escuchen.
  4. Haz ruido con un bastón u otro objeto para llamar la atención.
  5. Espera ayuda en la posición más cómoda para ti.
  6. Si puedes, coloque una almohada debajo de su cabeza y tapate con un ropa o una manta para mantenerte caliente.
  7. Cada cierto tiempo, intenta mover tus articulaciones para facilitar la circulación y evitar la rigidez.

¿CÓMO ASISTIR A UNA PERSONA QUE HA SUFRIDO UNA CAIDA?

Si ves caer a alguien, resiste la tentación de pensar que la persona se levante de inmediato. Primero verifica su condición: ¿la persona está consciente o inconsciente? ¿La persona parece estar lesionada? Siempre intenta buscar que la persona permanezca tranquila.

ayudar a un anciano caído

Si la persona no puede levantarse, pide ayuda y bríndale primeros auxilios siempre que sea necesario. Ayuda a la persona a encontrar una posición cómoda y mantenla abrigada con una prenda de vestir o una manta.

Si la persona parece ser capaz de levantarse, procede a asistirla con cuidado siguiendo los pasos detallados a continuación.

  1. Trae una silla cerca; ayuda a la persona a girar de costado y flexiona la parte superior de la pierna; ayudar a la persona a que se coloque en una posición semi-sentada.
  2. Colocándote detrás de ella y tomando su cuerpo firmemente de las caderas, ayude a la persona a ponerse de rodillas con ambas manos en la silla.
  3. Sujetándose a la silla, la persona debe colocar la pierna más fuerte delante. Puedes ayudar guiando la pierna de la persona.
  4. Con un agarre firme en las caderas, ayude a la persona a pararse, luego girar y por ultimo sentarse en la silla.

¿QUÉ CAUSA UNA CAÍDA?

La principal razón de caídas en personas ancianas es el proceso natural de envejecimiento.

Las personas mayores tienen más probabilidades de sufrir una caída porque pueden tener:

  • Problemas de equilibrio y debilidad muscular
  • Mala visión
  • Una condición de salud a largo plazo, como enfermedades cardíaca, demencia o presión arterial baja (hipotensión), que puede provocar mareos y una breve pérdida de conciencia

También es más probable que ocurra una caída si:

  • Los pisos están mojados, como en el baño, o incluso recientemente pulidos.
  • La iluminación en la habitación es tenue
  • Las alfombras o tapetes no están bien asegurados
  • La persona se apresura a ir al baño durante el día o por la noche

Otra causa común de caídas, particularmente entre hombres mayores, es caerse de una escalera mientras se realizan trabajos de mantenimiento en el hogar.

En las personas mayores, las caídas pueden ser particularmente problemáticas porque la osteoporosis que es un problema bastante común, debilitan su estado ósea y pueden generar fracturas con mayor facilidad.

La osteoporosis puede desarrollarse tanto en hombres como en mujeres, particularmente en personas que fuman, beben cantidades excesivas de alcohol, toman medicamentos esteroides o tienen antecedentes familiares de fracturas de cadera.

Pero las mujeres mayores tienen mayor riesgo porque la osteoporosis a menudo se asocia con los cambios hormonales que ocurren durante la menopausia.

¿COMO PREVENIR UNA CAÍDA?

Existen varias medidas simples que pueden ayudar a prevenir caídas en el hogar.

Por ejemplo:

  • Utilizando alfombras antideslizantes en el baño
  • Limpiando los derrames para evitar pisos mojados y resbaladizos
  • Asegurando que todas las habitaciones, pasajes y escaleras estén bien iluminadas.
  • Eliminando el desorden
  • Al pedir ayuda para levantar o mover objetos pesados o difíciles de levantar

Debido a las enormes consecuencias que pueden tener para la salud y el bienestar de este grupo, las caídas en las personas mayores, deben intentar prevenirse adecuadamente.

En este sentido, y más allá de lo que podamos hacer nosotros para prevenir o asistir una caída de personas mayores. El médico de cabecera puede realizar algunas pruebas simples para verificar el estado de salud y preponderancia a que estas ocurran.

Incluso pueden revisar cualquier medicamento que estén tomando en caso de que sus efectos secundarios aumenten su riesgo de caerse.

Por lo tanto, el primer factor de prevención, antes de aplicar los consejos de más arriba, es facilitar y acompañar el acceso al médico de las personas mayores para evaluar estos y cualquier otro tema de salud.

Calificación de los lectores
[Total: 1 Promedio: 5]