¿Cómo tratar una Luxación?

Muchos de nosotros hemos visto a una persona tropezar o caer, pero son pocos los que hemos presenciado un accidente automovilístico de alto impacto como un vehículo contra un árbol, cartel u otro auto. Incidentes como estos que involucran una cantidad significativa de fuerza y, a menudo, terminan dando lugar a una dislocación o luxación de las articulaciones.

¿QUÉ ES UNA LUXACIÓN?

Una dislocación es el resultado de un alto impacto que obliga a los huesos a moverse sobre la articulación. Y esto ocurre cuando el impacto obliga directa o indirectamente al hueso a cambiar a una posición antinatural. Provocando que los ligamentos mantengan la articulación en una posición de desgarro.

Sin el soporte de los ligamentos, la articulación y los huesos cambian a una posición poco natural, incómoda y muy dolorosa.

¿CUALES SON LAS PRINCIPALES ÁREAS DE DISLOCACIÓN?

¿Cómo identificar una dislocación? Antes que nada hay que aprender a identificar una dislocación a fin de evitar confundirla con otra afección. Estos son los síntomas:

  • Dolor agudo en o cerca del área de la lesión
  • Dificultad o incapacidad para mover la articulación.
  • Debilidad
  • Movilidad anormal o deformada
  • Sensibilidad
  • Inflamación
  • Decoloración y moretones.

PRIMEROS AUXILIOS EN CASO DE LUXACIÓN

Una luxación o dislocación puede ser agonizantemente dolorosa, por lo que es importante que, cuando se produce la lesión, a la víctima se le proporcione tranquilidad, atención y los primeros auxilios correctos para las dislocaciones de inmediato.

Al igual que muchas lesiones, una dislocación puede causar que la víctima sufra una conmoción por el dolor o la vista de la lesión.

El brindar a la víctima los Primeros Auxilios correctos puede reducir instantáneamente la incomodidad y calmar a la víctima, lo cual es importante para su bienestar en medio de una situación estresante.

  1. Da aviso al servicio médico y si no hay complicación de circulacion sanguinea, no intentes restablecer la dislocación
  2. Si la dislocación es de una extremidad, y solo si no hay circulación, recoloca la extremidad con cuidado para intentar restablecer la circulación.
  3. Usa almohadillas suaves y vendas para descansar y apoyar la extremidad.
  4. Aplica bolsas de hielo si estas están disponibles, al menos hasta que llegue la atención médica.
  5. Si la lesión es en el hombro, apoye el brazo en la posición que alivie la incomodidad y aplique hielo.
  6. Si la lesión es en la muñeca, aplicar un cabestrillo y hielo.
  7. Si no está seguro de que es una dislocación, trátala como una fractura.

FACTORES DE RIESGO PARA LAS DISLOCACIONES

  • Debilidad en los ligamentos por falta de forma física.
  • Los ancianos son más frágiles y susceptibles de tropezar o caer.
  • Los niños son vulnerables ya que sus huesos y ligamentos aún se están desarrollando y fortaleciendo.
  • Si el área se ha dislocado en el pasado.
  • Tipo de ejercicio físico como alto impacto y deportes de alta velocidad.
  • El deporte o la actividad física intensiva son factores de alto riesgo de dislocaciones:

CONCLUSIÓN

Si las dislocaciones no se asisten correctamente, existe la posibilidad de lesiones adicionales que retrasarán gravemente el proceso de recuperación.

Dependiendo de dónde ocurrió la lesión, la víctima puede tener dificultades para realizar las tareas cotidianas, como vestirse, bañarse o incluso levantarse de la cama.

Desafortunadamente para muchos, una dislocación significará que no pueden trabajar mientras esperan que la lesión se cure. Una dislocación puede tener un impacto severo en la vida de alguien y, a menudo, no es fácil adaptarse.

Al proporcionar los primeros auxilios correctos para las dislocaciones, nos aseguramos de que la víctima tenga las mejores posibilidades de recuperarse rápidamente y regresar a su modo de vida habitual lo antes posible.

Calificación de los lectores
[Total: 2 Promedio: 4.5]