¿Qué son las Hemorragias nasales y cómo actuar cuando sangra la nariz?

La hemorragia nasal, se trata de la pérdida de sangre que se produce en el tejido que recubre la nariz. Mayormente ocurre por diversas irritaciones menores o por el resfriado común, sin embargo, es importante averiguar cuál es el motivo del sangramiento y así descartar los síntomas de alguna enfermedad.

En la parte interior de la nariz, se encuentran muchos vasos sanguíneos pequeños que pueden sangrar con facilidad. El aire que transita por medio de la nariz puede llegar a secarla e irritar las membranas que la recubren, lo que puede causar la formación de costras que pueden sangrar cuando se irritan.

¿POR QUÉ SE PRODUCE UNA HEMORRAGIA NASAL?

Una de las causas más comunes de una hemorragia nasal es la sequedad, sin embargo, existe una amplia lista de razones para que esto suceda. Algunas de las más comunes son:

LESIONES FÍSICAS

Si se sufre un golpe o un arañazo por accidente, podría suceder que al limpiarnos la nariz se produzca una rotura que cause sangrado.

RINITIS ALÉRGICA Y RESFRIADOS

Los estornudos fuertes y continuos o el tocarse y sonarse seguidamente la nariz, puede provocar sangramiento.

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Ante este padecimiento, se puede presentar un sangrado ligero en forma frecuente, por lo tanto, es importante consultarlo con el médico.

AMBIENTE RESECO

Cuando la atmósfera está demasiado seca, la mayoría de las veces puede hacer que se resequen las mucosas y causas sensibilidad, esto puede permitir que inconscientemente te toques la nariz constantemente y termines causando daños en los vasos sanguíneos y a su vez una hemorragia.

PATOLOGÍAS GRAVES

Algunas patologías graves como la leucemia, enfermedades hepáticas o la presencia de tumores, pueden provocar hemorragias nasales significativas y de mucha frecuencia. Si notas que esto te sucede constantemente, te aconsejamos que acudas al médico para que descartes algunas de estas enfermedades.

¿CÓMO ACTUAR ANTE UNA HEMORRAGIA NASAL?

Cuando se produce una hemorragia nasal, lo primero que debes hacer es no angustiarte, ya que sabemos que al ver tanta sangre podría causarte gran nerviosismo, porque ante esta situación, siempre se piensa que es más grave de lo que es realmente. Para que esto no ocurra, debes saber cuáles son las medidas de primeros auxilios:

  • Si se trata de un niño, es necesario pedirle que se mantenga tranquilo, ya que si se altera puede ser más difícil controlarle la hemorragia. En el caso de los adultos, es igualmente importante su tranquilidad para que coopere adecuadamente.
  • Lo primero que se debe hacer en caso de presentarse una hemorragia nasal, es sentarse en una posición cómoda y con la cabeza inclinada hacia adelante, esto se debe a que no se debe ingerir la sangre porque el estómago no está preparado para digerirla, además que puede irritar las mucosas y provocar el vómito.
  • Se debe respirar todo el tiempo por la boca y escupir la saliva que esté llena de sangre constantemente.
  • Se recomienda No acostarse.
  • Debes presionar fuertemente la parte blanda de la nariz durante 10 minutos, de esta manera se evitará que siga sangrando y se tapa el punto de sangrado para que logre coagularse y a su vez parar la hemorragia.
  • Cuando hayan pasado los 10 minutos, se revisa la nariz y si sigue sangrando, se repite la presión por otros 10 minutos.
  • No se recomienda taponar la nariz con gasas, algodones o pañuelos.
  • Cuando se haya detenido la hemorragia, se debe comenzar a respirar con suavidad y no se debe manipular ni tampoco sonarse la nariz.
    También es importante quedarse tranquilo durante un buen rato, sin hacer ningún esfuerzo para que el organismo se estabilice adecuadamente.

Siguiendo estos consejos, podrás actuar correctamente ante una hemorragia nasal, ya sea que te afecte a ti o a una persona cercana. No olvides ante todo mantener la calma, y posteriormente acudir al médico para detectar la causa.

Calificación de los lectores
[Total: 1 Promedio: 5]