¿Cómo Curar Cortes y Raspaduras?

Los pequeños peligros que pueden llevarnos a sufrir pequeños cortes y rasguños son parte de la vida cotidiana. Todo lo que se necesita es una pisca de distracción mientras cortas la cebolla y zas, te has cortado el dedo, o incluso cuando te tropiezas con una baldosa salida y te terminas raspando las rodillas.

Como ya lo sabes, es necesario recibir atención médica inmediata cuando una persona sufre de una herida profunda, que sangra mucho, o que tiene algo clavado.

Pero cuando es un corte o una raspadura menor, esto es lo que debe hacer…

PRIMEROS AUXILIOS EN CASOS DE CORTES O RASPADURAS

raspadura en niños

EL PRIMER PASO EN EL CUIDADO DE LOS CORTES, RASPADURAS (ABRASIONES) ES DETENER EL SANGRADO.

La mayoría de las heridas responden a la presión directa con un paño o vendaje limpio.

Mantenga la presión en forma continua durante aproximadamente 10 a 20 minutos. Si esto no logra detener el sangrado o si el sangrado es muy alto, busca asistencia médica.

EL SEGUNDO PASO ES LIMPIAR BIEN LA HERIDA

A continuación, limpia bien la herida con agua y jabón y retira cualquier material extraño en la herida, como suciedad o trozos de hierba que puedan provocar una infección.

Para esto se pueden usar pinzas (limpiarlas con alcohol primero) con el fin de eliminar el material extraño de los bordes de la herida. Eso sí, no escarbes en la herida ya que esto puede empujar las bacterias más profundamente hacia la herida o lesionar estructuras subcutáneas (debajo de la piel).

La herida también puede ser frotada suavemente con un paño para eliminar la suciedad y los residuos. Los Antisépticos como el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o el iodopovidona se pueden usar para limpiar la herida inicialmente, pero pueden inhibir la cicatrización de la herida, así que evita su uso a largo plazo.

EL TERCER PASO ES CUBRIR LA HERIDA

Cubre el área con una venda (o una gasa, o curita, según la superficie lastimada) para ayudar a evitar que la infección y la suciedad entren en la herida.

También se puede aplicar un ungüento antibiótico, el cual deberías tener ya preparado en tu botiquín de primeros auxilios, el objetivo de esto es ayudar a prevenir infecciones y mantener la herida húmeda.

POR ULTIMO CUIDA QUE NO SE INFECTE LA HERIDA

El cuidado continuo de la herida también es importante. Tres veces al día, lava el área suavemente con agua y jabón, aplica una pomada antibiótica y vuelva a cubrirla con una venda o gasa. Si el vendaje se ensucia o moja debes cambiarlo inmediatamente.

CUIDADOS A TENER EN CUENTA EN CASOS DE CORTES Y RASPADURAS

Es poco probable que tengas problemas al realizar primeros auxilios para los cortes y raspaduras en el ámbito del hogar, pero de vez en cuando, una herida puede infectarse y necesitar atención médica.

Con respecto al botiquín de primeros auxilios, pues es algo que ya he mencionado en varias ocasiones en diferentes artículos. Es una buena idea contar en tu botiquín de primeros auxilios con elementos que te permitan tratar correctamente los cortes y raspaduras en casos de una emergencia menor.

Ya hemos visto CÓMO SE ARMA UN BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS, pero si vamos repasar lo que necesitaremos en forma concreta para estos casos, podemos mencionar:

  • Pinzas.
  • Vendas (pequeñas y grandes, curitas, gasas, cintas).
  • Toallitas con alcohol o spray.
  • Solución salina estéril.
  • Ungüento antibiótico.
  • Analgésicos.

¿CUÁNDO SE DEBE BUSCAR ATENCIÓN MÉDICA ANTE UN CORTE?

Si no se puede controlar el sangrado en un corte o abrasión de la piel, busca atención médica.

Cualquier corte que vaya más allá de la capa superior de la piel o que sea lo suficientemente profundo como para ver en él, puede necesitar puntos (suturas) y debe ser visto por un médico tan pronto como sea posible.

En general, cuanto antes se suture la herida, menor será el riesgo de infección. Idealmente, las heridas deben tratarse dentro de las seis horas posteriores a la lesión.

Las personas con sistemas inmunitarios suprimidos (incluidas las personas con diabetes, los pacientes de cáncer que reciben quimioterapia, las personas que toman medicamentos esteroides, los pacientes en diálisis o las personas con HIV) tienen más probabilidades de desarrollar una infección en la herida y deben consultar a un médico sin importar la gravedad de la herida.

Las personas que toman medicamentos del tipo anticoagulantes y no pueden controlar el sangrado deben acudir al médico inmediatamente.

Básicamente, cualquier herida que muestre signos de infección debe ser vista por un médico.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una infección de la herida?

Cualquier herida que comienza a drenar líquido amarillo o verdoso (pus), o si la piel alrededor de la herida se pone roja, caliente, inflamada o cada vez más dolorosa; puede que haya desarrollado una infección y en estos casos se debe buscar atención médica.

Cualquier raya roja en la piel alrededor de la herida puede indicar una infección en el sistema que drena líquido de los tejidos, llamado sistema linfático.

Esta infección (linfangitis) puede ser grave, especialmente si se acompaña de fiebre.

Lo vuelvo a repetir, se debe buscar atención médica inmediata si notas un enrojecimiento por herida.

¿QUÉ HACER CUANDO LA HERIDA COMIENZA A CURAR?

Los pequeños cortes y rasguños formarán una costra y sanarán en unos pocos días. La costra ayuda a proteger la herida de la suciedad y los gérmenes, mientras la piel nueva crece debajo.

Una vez que se ha formado una costra, es posible que ya no se necesite usar un vendaje.

Y algo a tener muy en cuenta es que, a pesar de que una herida o costra que está cicatrizando pique, es mejor no rascarse o quitar las costras. La costra se caerá por sí sola sin tu ayuda, cuando la piel que está por debajo ya se haya recuperado.

Calificación de los lectores
[Total: 3 Promedio: 4.7]