El Pulso y la Respiración ¿Cómo se miden?

El control del pulso y la respiración son dos parámetros, que se incluyen dentro de los signos vitales, que son de suma importancia cuando se realizan los primeros auxilios a cualquier persona.

Veamos estos dos conceptos en forma individualizada, primero conociendo que es cada uno, y luego aprendiendo a realizar el control y monitorización correspondiente.

CONTROL DE PULSO EN PRIMEROS AUXILIOS

Cada vez que el corazón late, este bombea cierta cantidad de sangre hacia las arterias, lo cual tiene un efecto directo sobre los diferentes vasos.

Al momento del bombeo las arterias se expanden (es decir que aumentan su tamaña) mientras que entre un latido y otro las arterias se contraen retomando su calibre normal.

Como el corazón bombea sangre en forma constante por cada latido que realiza, va a existir una expansión y contracción rítmica, a esto se le denomina pulso; y es lo que vamos a medir para saber qué tan rápido late el corazón.

En este sentido podemos afirmar que la medición del pulso es un método muy sencillo de para evaluar cómo funciona el aparato cardiovascular.

¿CÓMO MEDIR EL PULSO?

Dependiendo de qué zona del cuerpo esté accesible, el pulso puede ser más o menos fácil de evaluar.

Uno de los sitios más accesibles para medir el pulso es la muñeca, y cuando lo medimos en esta zona se denomina pulso radial, pues se evalúa sobre la arteria radial.

control del pulso en muñeca y cuello

Al medir el pulso se puede informar los siguientes parametros:

  • FRECUENCIA: El número de pulsaciones por minuto.
  • RITMO: La regularidad de las pulsaciones, es decir si las pulsaciones son regulares o irregulares.
  • FUERZA DEL LATIDO: Si es un latido débil o notorio.

Como ya hemos visto, la frecuencia promedio normal habitual en adultos es de 72 latidos por minuto. Si la freucencia en reposo es menor a 70 o mayor a 100 latidos por minuto hay que consultar al medico.

Pero cuidado! en personas entrenadas, la frecuencia cardíaca normal puede llegar a ser menor a 70 lpm.

PROCEDIMIENTO PARA CONTROLAR EL PULSO

  1. Antes que nada, debes tener un reloj con segundero.
  2. Procede a lavarte las manos en caso de ser posible.
  3. Si la persona está de pie, hay que pedirle que se siente o que se acueste en una posición cómoda.
  4. Antes de comenzar la medición debe haber estado en reposo al menos durante 10 minutos, siempre y cuando haya estado haciendo alguna actividad física previa a la medición.
  5. La hora más conveniente para tomar el pulso es por la mañana, antes de comenzar cualquier tipo de rutina diaria.
  6. El pulso se puede encontrar poniendo la yema de los tres dedos medios sobre la muñeca, del lado de la palma, en la misma línea del pulgar.
  7. Oprime con suavidad hasta que sientas el latido de la arteria radial. Pero cuidado en este paso, si oprimes con demasiada fuerza, detendrá el flujo de sangre y no lograrás encontrar el pulso.
  8. Nunca hay que tomar el pulso con el dedo pulgar ya que este tiene su propio pulso y puede confundirse con el del paciente.
  9. Una vez que se sienta el pulso, hay que mirar la posición del segundero del reloj y comenzar a contar las pulsaciones hasta que el segundero llegue al minuto.

La frecuencia del pulso debería ser idéntica a la del corazón, sin embargo en algunos pacientes cardíacos no suele tener la fuerza suficiente.

En este caso, se debe medir el pulso apical, que implica el conteo de los latidos del corazón en el vértice del mismo, el cual se encuentra justo por debajo de la mama izquierda.

Para escuchar el pulso apical se debe utilizar un estetoscopio y apoyarlo sobre la zona, luego el procedimiento es el mismo que el del pulso radial.

CONTROL DE LA RESPIRACIÓN EN LOS PRIMEROS AUXILIOS

Como bien sabemos, el cuerpo humano debe contar con un suministro constante de aire.

Este necesita del oxígeno del aire para transformar los nutrientes en calor y energía.

Y en este proceso es cuando al respirar el el oxigeno del aire es absorbido dentro de los pulmones, y desde donde pasa a la sangre para luego ser distribuido a todas las celulas del organismo.

Y es en las células donde se utiliza para producir energía para el cuerpo.

EL PROCESO DE RESPIRACIÓN

La respiración es el proceso de inhalar y exhalar, esto quiere decir que incluye una inhalación y una exhalación.

cómo calcular la frecuencia respiratoria

Y en este proceso podemos observar como se expande y contrae el tórax respectivamente, no?

Entonces para contar las repesirpaciones vamos a acostar al paciente sobre el dorso y procederemos a observar (o sentir el movimiento con la mano), como sube y baja el pecho a medida que el paciente respira.

Siempre intentando que el paciente no se de cuenta que o estamos haciendo a fin de evitar cualquier tipo de influencia sobre este la cual termina afectando el ritmo respiratorio.

Pero, hasta ahora vimos que hacer si el paciente respira, que pasaria si tiene el pulso y respiración ausente? veámoslo a continuación.

PRIMEROS AUXILIOS EN PACIENTES CON PULSO Y RESPIRACIÓN AUSENTE

Cuando un paciente no presenta ni pulso ni respiración es necesario que se le brinde atención médica en forma urgente, ya que como te imaginaras la ausencia de estos signos no es compatible con la vida.

Lo primero que debemos hacer en estos casos es comunicarnos con el servicio médico y solicitar una ambulancia con equipada para encarar esta situación. En algunos lugares se denomina Unidad Coronaria Movil.

Además, como el tiempo para comenzar con las maniobras de reanimación es muy corto (menos de 3 minutos), estas deben ser realizada por quienes se encuentren con el paciente, por eso es importantísimo que la mayor parte de la población conozca las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar (RCP).

RESPIRACIÓN DIFÍCIL EN REPOSO

En los adultos jóvenes, las causa más común de respiración difícil en reposo es el síndrome de hiperventilación, que no es de gran gravedad para el paciente y se suele relacionar con cuadros de angustia.

Ahora bien, diferente es si se trata de una persona con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), en estos casos el causal puede ser la enfermedad de fondo.

En caso de que el paciente tenga antecedentes cardíacos, es necesario sentarlo y tranquilizarlo, y de nuevo, llamar en forma urgente al servicio médico. Puedes ver más sobre esto en: ¿Qué hacer frente a un ataque cardiaco?

Por último, si el paciente está ronco, o tiene dificultades para hablar expresar lo que le sucede, esto puede ser signo de una obstrucción grave en las vías respiratorias por lo que también necesita que se actúe rápidamente con las medidas adecuadas.

Calificación de los lectores
[Total: 3 Promedio: 5]