La Historia de los Primeros Auxilios

Detén a diez personas en la calle y pregúntales: «¿Qué son los primeros auxilios?» Sus respuestas van a ser todas diferentes. Te dirán, es curar una herida, atender a un accidentado o hasta es hacer R.C.P.

Todas estas respuestas serían apropiadas porque los primeros auxilios abarcan toda la gama de ayuda y asistencia médica que se le brinda a un paciente o víctima, es decir no solo a una persona lesionada, sino también a una persona enferma.

Y es correcto que así sea ya que de esto podemos desprender que los primeros auxilios se aplican a una amplia gama de situaciones médicas.

REPASANDO EL CONCEPTO DE PRIMEROS AUXILIOS

Los primeros auxilios no son solo un conjunto de habilidades, también implica la capacidad de determinar la respuesta adecuada a una enfermedad o lesión específica.

En algunos casos, la medida adecuada de primeros auxilios es suficiente en sí misma, por ejemplo, poner una curita en un corte o hielo en una quemadura superficial. Este tipo de primeros auxilios puede ser descrito como autosuficiente.

También hay una categoría amplia en la que primeros auxilios significa literalmente proporcionar los primeros auxilios propiamente dichos: iniciar un procedimiento como RCP (resucitación cardiopulmonar) o la desfibrilación en un ataque cardíaco.

Pero en otros casos, brindar los primeros auxilios apropiados puede significar que todo lo que podemos llegar a hacer es obtener ayuda médica experta para el paciente tan pronto como sea posible. Y este tipo de primeros auxilios es el acto invaluable de convocar a la asistencia médica urgente.

Esto sin embargo introduce otro aspecto de los primeros auxilios. Es lo que podemos definir como la diferencia entre atención médica «amateur» y «profesional».

Un «aficionado» puede manejar muchas situaciones simples como la aplicación de una curita o el hielo en un golpe. Pero las lesiones graves o ciertas enfermedades requieren atención médica profesional.

Ahora bien, un «aficionado» entrenado en procedimientos como RCP o desfibrilación puede iniciar la acción apropiada hasta que los profesionales médicos puedan asumir el control total de la víctima, lo cual puede ayudar a salvar la vida de la persona.

LA HISTORIA DE LOS «PRIMEROS AUXILIOS»

Los primeros auxilios no solo son un tema complicado en sí mismo, sino que también tienen una historia muy complicada.

Aunque tenemos poca información sobre el humano prehistórico, este debe haberse enfrentado a muchas situaciones que requieran primeros auxilios. Por ejemplo, puede que hayan desarrollado formas de detener el sangrado, estabilizar los huesos rotos o determinar si una planta en particular era venenosa o no.

Con el tiempo, ciertas personas se volvieron más hábiles y lograron más conocimientos sobre cómo lidiar con situaciones médicas. Estos podrían haber sido los primeros chamanes y hechiceros.

Quizás este fue también el comienzo de la distinción entre atención médica que podría ser proporcionada por el «aficionado» versus el «profesional».

La distinción continuó desarrollándose a medida que la educación médica y la capacitación se formalizaron. Con el tiempo, los sacerdotes se convirtieron en médicos y los barberos en cirujanos.

Otro aspecto de la historia de los primeros auxilios involucraba a la guerra.

mujeres especialistas en primeros auxilios en guerra mundial

Con muchísimo hombres heridos en batallas y faltos de atención médica por lo general esto daba como resultado en la pérdida de muchísimas vidas.

En 1099, los caballeros religiosos entrenados en atención médica organizaron la Orden de San Juan para tratar específicamente las lesiones en el campo de batalla. En otras palabras, aunque estos caballeros eran considerados “aficionados”, fueron formalmente entrenados para proporcionar «primeros auxilios».

Pero no fue hasta mediados del siglo XIX cuando se celebró la Primera Convención Internacional de Ginebra y se creó la Cruz Roja para proporcionar «ayuda a los soldados enfermos y heridos en el campo«. Los soldados fueron entrenados para tratar a sus compañeros soldados antes de que llegaran los médicos.

Una década más tarde, un cirujano del ejército propuso la idea de capacitar a civiles en lo que denominó «tratamiento médico previo».

El término «primeros auxilios» apareció por primera vez en 1878, en Gran Bretaña, los equipos de ambulancias civiles fueron entrenados específicamente para los ferrocarriles, las minas y la policía.

Las habilidades prácticas de los primeros auxilios han seguido evolucionando y actualmente hay una cierta separación entre los primeros auxilios y la medicina de emergencia.

CONCLUSIÓN

No podemos repetir con suficiente frecuencia que los primeros auxilios son un tema complicado y que los primeros auxilios apropiados siempre son específicos para cada situación.

Mientras mejor informados y capacitados estemos todos, mejor preparados estaremos para enfrentar una enfermedad o una lesión inesperada.

Calificación de los lectores
[Total: 2 Promedio: 5]